El Hospital Virgen Macarena elabora para cada navidad un programa de actividades lúdicas dedicado principalmente a los niños y niñas que estarán hospitalizados durante los días de fiesta.

La Peña los Gallos Grises, fundada en 1989 por personal del área de mantenimiento del Hospital Virgen Macarena, colaboran de forma altruista cada 6 de enero, ofreciendo su lado más solidario, repartiendo juguetes a los niños y niñas de la sexta planta. Como cuenta Julián, uno de los trabajadores pertenecientes a la peña, «a las 8 de la mañana entramos en el Policlínico, nos acompaña la banda juvenil de la Centuria Macarena, junto con el Coro de Campanilleros de la Puebla del Río. Los padres también suelen estar presente en la entrega de regalos, ese día hay mucha expectación y nerviosismo entre los niños».

Los niños de oncología se reúnen en el pasillo de la sexta planta, «los que se encuentran mejor, también solemos ir habitación por habitación». «A las mujeres que han dado a luz también les llevamos un peluche o algún detalle», sin olvidar la planta baja de psiquiatría. «Allí llevamos caramelos a todas las personas que están ingresadas en este área», dice.

La reunión con la delegada, Evelia Rincón, ha consistido en la colaboración entre el Distrito Macarena y esta asociación de voluntarios para repartir como cada año juguetes y caramelos en el día de Reyes entre los pequeños que se encuentran ingresados. Según Julián, «la delegada muestra su apoyo a esta iniciativa tan solidaria».

Además de su enfermedad este colectivo trata otros ámbitos que sobre todo cubre las necesidades afectivas, lúdicas para que les permiten realizarse como persona y niño. Son más de cien los trabajadores de mantenimiento, 43 los socios de esta peña que todos los años organizan la visita que hacen los Reyes Magos, quizá esta sea la fecha más importante en el calendario de este colectivo. Estos trabajadores se encargan de endulzar los momentos tristes en la vida de los de los pequeños enfermos.