El Ayuntamiento de Sevilla, a través del Área de Familia, Asuntos Sociales y Zonas de Especial Actuación, ha firmado un convenio de colaboración con la Hermandad Sacramental de Los Gitanos para desarrollar un Proyecto de Escuela de Verano. En concreto, se trata de un proyecto socioeducativo que se realizará durante el mes de agosto y está dirigido a menores, principalmente adolescentes en situación de exclusión social, residentes en el asentamiento del Vacie.

La delegada de Familia, Asuntos Sociales y Zonas de Especial Actuación, Lola de Pablo-Blanco, ha señalado que el objetivo es «potenciar acciones socioeducativas mediante recursos de ocio que favorezcan la socialización y la integración social de estos adolescentes y reforzar aprendizajes escolares desde el ámbito no formal».

El Área de Familia, Asuntos Sociales y Zonas de Especial Actuación enmarca sus actuaciones en la Ley 2/1.988 de 4 de abril, de Servicios Sociales de Andalucía cuyo artículo 11.5 establece que los Servicios Sociales Especializados «atenderán a las minorías étnicas, con el objeto de promover actuaciones que generen de modo real y efectivo su igualdad social con respecto al resto de los ciudadanos andaluces, prestando una atención especial, dada su importancia numérica y cultural, a la comunidad gitana». En este marco, «entre nuestras prioridades está la intervención integral en el asentamiento chabolista del Vacie”, ha destacado De Pablo-Blanco.

Del mismo modo, ha indicado que la Hermandad Sacramental de Los Gitanos tiene entre sus objetivos realizar una labor social de atención a los colectivos socialmente más vulnerables, y dentro de la misma se encuadra este proyecto de escuela de verano. Así, la hermandad, a través de técnicos con experiencia profesional en la intervención social con este colectivo, desarrollará un proyecto con el fin de detectar dificultades socio-familiares y problemas asociados fundamentalmente al absentismo escolar, fomentar la participación de las familias en el proceso educativo de sus hijos y estimular acciones socio-educativas que favorezcan la autonomía y el desarrollo personal.

Por su parte, desde el Ayuntamiento «los servicios sociales municipales coordinarán la selección de los menores y sus familias chabolistas que voluntariamente se integren el proyecto y se cederá el espacio del Centro Cívico Entreparques para el desarrollo del mismo».