Este es el segundo año que la Asociación de Vecinos Federico García Lorca organiza la salida procesional de su Cruz de Mayo. Este año ha recorrido las calles de la barriada El Rocío, a las 18.00 horas puntual a su cita, hizo su salida desde la calle Blanca Paloma, pasando por Sor Francisca Dorotea, Avenida de San Lázaro, Los Romeros, Mar Rojo, Simpecado, Plazas de Gelo y Anjolí, las barriadas de El Cerezo, La Barzola y Plaza del Mayor Dolor.

Desde hace dos meses los niños y niñas de la barriada ensayan cada tarde para celebrar un acto muy tradicional en Sevilla y que moviliza a jóvenes y mayores de la asociación de vecinos El Rocío. «Los chicos estaban muy ilusionados con la salida del paso, con nervios y muy dispuestos disfrutaron de ser costaleros por un día». En esta ocasión padres, madres, directiva y comercios de la zona han colaborado aportando material, comida y financiación para el paso. Destacó por lo bien adornado que iba, no le faltaba un detalle, «tanto los faldones, como los respiraderos, las flores, la cruz, la imagen de la Virgen del Rocío, todo iba de estreno» comenta Mari Carmen, presidenta de la asociación.

El cortejo, formado por 10 niños, de varias nacionalidades, señala Mari Carmen, «chinos, marroquíes, han participado en este acto festivo típico del mes de mayo, fomentando de este modo la integración de las diferentes culturas que conviven en el barrio junto con las tradiciones andaluzas». Otros 12 chicos portaron la cruz a su paso por las calles de la barriada, dos monaguillos con incensarios. La banda de música también formada por niños de entre 9 y 13 años de edad, con tambores y trompetas amenizaron el paso desde la 18.00 horas hasta las 21.00 horas.

Al acto asistió el director del Distrito Macarena Francisco Carreño y concluyó con un ambigú que organizó la asociación de vecinos Federico García Lorca. El próximo 11 de mayo sale de nuevo la procesión a las 19.00 horas dada la buena acogida que ha tenido esta Cruz de Mayo.