Los vecinos de la Macarena se concentrarán de nuevo esta tarde en las inmediaciones del albergue municipal para reivindicar más «medidas de seguridad contra los problemas de indigencia, salud y suciedad» que vienen padeciendo desde hace varios años. Los residentes de las zonas afectadas están convocados a las 20.00 horas en el entorno de Don Fadrique y Perafán de Ribera para emprender una marcha vecinal bajo el lema «Recuperemos nuestras calles». Desde que debatieran hace un par de semanas el «problema de la indigencia» en zonas del barrio como la calle Adelantado o Perafán de Ribera, donde está ubicado el albergue municipal, para buscar soluciones, los vecinos aseguran que continúan a la espera de que se tomen medidas efectivas.

Por ello, desde la Plataforma Vecinal Basta Ya de Asentamientos Ilegales y Gorrillas, aseguran que cada semana emprenderán algún tipo de acción o marcha para «seguir protestando». Así, aseguran, «se procederá a realizar una pitada y denunciaremos la situación ante las autoridades. Asimismo, se distribuirán los panfletos entre los vecinos y comerciantes». Desde la plataforma, cuyo representante en la Macarena es Anabel Garrido, afirman que la «situación es insostenible por lo que cada vez tendremos que hacer más ruido».

Entre las medidas que se distribuirán en los panfletos que han elaborado gracias a las quejas de los vecinos, se encuentran: «Presencia de policía con actitud activa frente a los gorrillas que intimidan a los vecinos»; «Presencia de policía con actitud activa frente a los indigentes circulantes por toda la zona, que se comporten de forma incívica, impidiendo la vida en el barrio segura, limpia y en condiciones mínimas de salud pública» ó «Actitud activa de Asuntos Sociales y CECOP frente al problema social gravísimo que tiene lugar en el barrio», entre otras.

Los vecinos se han reunido ya en variadas ocasiones y han puesto en común las «situaciones insoportables» que han vivido en los últimos años en sus calles o en la propia puerta de su casa. Por ello, afirman, continuarán realizando estas marchas vecinales con el objetivo de «solucionar el comportamiento incívico» de los indigentes que, explican, tienen atemorizado a todo un barrio.