«El mejor ejemplo de la marca España», así ha definido a la ONCE su presidente, Miguel Carballeda, en la mayor movilización ciudadana convocada por la ONCE en sus 75 años de historia. Tanto Carballeda como el delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla, Patricio Cárceles, destacaron que el empleo y la educación son «el mejor servicio que la ONCE presta a la sociedad». Más de 100.000 personas procedentes de toda España, más de 8.000 de ellos de Andalucía, personas ciegas y deficientes visuales o con algún tipo de discapacidad, con sus familiares y amigos, han vestido Madrid del amarillo corporativo de la ONCE.

Con esta macro celebración, la ONCE ha querido compartir con la sociedad española los logros alcanzados en estos tres cuartos de siglo por el colectivo de personas con discapacidad, gracias a la confianza que los ciudadanos depositan a diario en los productos de juego de la ONCE y en la labor social que genera.

Desde Sevilla se han desplazado más de 3.000 personas, 800 de un doble AVE,  y el resto en 36 autobuses desde 15 municipios de la provincia que han salido a las 01.00 h. de hoy; desde Málaga 41 autobuses salieron a las 01.00 h. de hoy procedentes de 30 municipios de la provincia que han transportado a 2.300 malagueños; de Granada 1.900 personas salieron entre las 23.00 h. de ayer y las 03.00 h. de hoy desde 20 municipios granadinos en otros 35 autobuses; y de Cádiz más de un millar de 20 pueblos gaditanos salieron a las 23.00 h. de ayer. En total, más de 8.000 personas en 134 autobuses que han  contado en Madrid con el apoyo de 300 voluntarios para atender a los andaluces.

«La ONCE constituye hoy el mejor ejemplo de la marca España», dijo el presidente de la ONCE y su Fundación, en medio de un paseo de la Castellana vestido de una masa humana compacta de amarillo, hasta 100.000 personas de todos los puntos del país. Carballeda lanzó un mensaje de optimismo y esperanza al colectivo de personas ciegas y con discapacidad ante el futuro a pesar de la crisis. «Podemos vencer cualquier desafío por el aval que tenemos del pasado. Ninguna crisis va a acabar con nosotros», afirmó. Carballeda ha indicado también que la ONCE es una organización «con un solo corazón, donde prevalece la unidad y el esfuerzo, y que ha conseguido ganarse algo tan difícil como la confianza de la sociedad española».

Al frente de la expedición andaluza, Patricio Cárceles se mostró «muy orgulloso» de la capacidad de movilización de los andaluces para visualizar en Madrid su apoyo a los valores que sostienen la ONCE, la apuesta por el empleo y la educación y solidaridad y la igualdad, según destacó. «Un día tan extraordinario como hoy, hay que dar las gracias a la confianza que nos dan los ciudadanos para defender un modelo social que es único en el mundo», dijo. Cárceles coincidió con Carballeda en que «el mejor servicio que ha dado la ONCE a la sociedad española es el empleo y la educación». «Somos el mejor ejemplo de la mejor sociedad posible», señaló Patricio Cárceles.

Entre las actuaciones musicales, destacaron andaluces como David Bisbal, que tuvo palabras de apoyo al colectivo de personas con discapacidad. «Los discapacitados son personas muy capaces y hay que apoyarlos», dijo antes de salir a escena. Pastora Soler, Coraluna o La Niña de los Cupones le precedieron en el escenario.

La ONCE concibe esta celebración como un un acto de agradecimiento a los ciudadanos por hacer posible con su solidaridad la labor de la Organización al lado de las personas con discapacidad y sostener así un modelo social y económico único en el mundo en lo que significa la integración en la sociedad a través del empleo, del impulso de la formación, de la eliminación de las barreras arquitectónicas, la lucha contra la brecha digital o el acceso a la cultura y al deporte como instrumentos también de inclusión.

Es un agradecimiento a la colaboración ciudadana y también un homenaje a la figura del vendedor del cupón, quien ha acompañado a la ciudadanía en calles y plazas de pueblos y ciudades durante esta etapa de la historia. El mismo día en el que el cupón de fin de semana de la ONCE se dedica al vendedor de la ONCE, los participantes han rendido homenaje a la figura del vendedor con la inauguración de una escultura, obra de Santiago de Santiago, que reproduce a un vendedor clásico de los años sesenta ataviado con sus cupones, su traje y su bastón.