El director del CEIP San José Obrero, Miguel Rosa, ha recibido premio al conocimiento de la mejor práctica directiva de la provincia de Sevilla.

Miguel, accedió a la dirección en el año 2012, y desde entonces su principal objetivo ha sido poner en valor el centro, pues como él mismo reconoce, el colegio ha sufrido una revolución. Tras las distintas transformaciones de la sociedad, y en este caso del barrio, han tenido que saber adaptarse a las circunstancias y cambios acontecidos. En un periodo relativamente corto, el centro educativo de la calle Verano pasó de no tener alumnos de zonas de especial actuación, como El Vacie, o alumnos extranjeros, a tener hoy en día alumnos de más de 32 nacionalidades, que representan más de la mitad del alumnado.

Y esa es una de las consecuciones que más enorgullecen al director, haber sido capaces de dar respuesta a la comunidad educativa, así como el buen clima que se respira en las aulas, o el buen nivel de convivencia existente.

Entre los proyectos que marcan su gestión, podríamos destacar el programa de convivencia, plan en el que participa todo la comunidad educativa del centro. O incluso la apertura del colegio al barrio, pues abren sus puertas a las 7,30 de la mañana para el aula matinal, y prácticamente las cierran a las 20,30, más de trece horas después, convirtiéndolo prácticamente en un centro cívico en el que se desarrollan actividades tan dispares como deportivas, musicales, o incluso clases de ajedrez.

El último de ellos, es el de aprendizaje servicio, en el que padres, alumnos y profesores, pintarán las vallas del colegio con dibujos diseñados por ellos mismos, imprimiendo así un sello propio a dicho espacio.

Al ser un centro bilingüe, han conseguido formar parte del plan europeo «Itunning». A nivel nacional, también han conseguido integrarse en el proyecto lingüistico de centros interactivos a través de la red en los programas: «Platero y yo» y «Un mundo de cuentos».

Cabe destacar, que no es el primer reconocimiento que reciben últimamente, tanto el CEIP San José Obrero, como Miguel Rosa por su buen hacer, dado que ya en el año 2013, recibieron por parte del Distrito Macarena el reconocimiento de «Macarenos del año» por su buen hacer.