Ante el elevado número de gorrillas, los vecinos del Parque de los Perdigones reclaman la implantación de la zona azul. Por ello, esta mañana, representantes de la asociación de vecinos Concejal Alberto Jiménez Becerril y varios vecinos del barrio han visitado el entorno del Parque de los Perdigones junto al portavoz del grupo socialista, Juan Espadas y la concejala Adela Castaño. De esta forma, durante la visita, han analizado las necesidades de los vecinos. «La zona arrastra demandas desde hace hasta tres años, sin que en este mandato se les haya dado respuesta alguna por parte del gobierno del Partido Popular que guarda silencio y no da soluciones”, explicaba el portavoz del grupo socialista.

Así, durante la reunión, los representantes vecinales trasladaron al portavoz socialista las numerosas peticiones sin respuesta que arrastran desde hace años y que pasan, en primer lugar, por una solución a los problemas de seguridad y de movilidad en la zona. «Hay un grave problema por la presencia de gorrillas en esta zona. Y para solucionarlo, los vecinos recabaron firmas para pedirle al gobierno de la ciudad la implantación de la zona azul. Sin embargo, no tienen respuesta. El gobierno del Partido Popular debe aclarar si en sus planes de incremento de los aparcamientos en superficie en rotación entrará o no esta zona. A ver si al menos, tras esta visita, en su contestación el gobierno del PP da una respuesta a estos vecinos», apuntaba Espadas.

Los representantes vecinales, además, reclamaron medidas para frenar «el deterioro del parque» e instaron al gobierno de Juan Ignacio Zoido a aclarar cuál es la disponibilidad económica del Ayuntamiento para el mantenimiento del parque durante el año 2013. Por último, durante la reunión se abordaron los problemas de convivencia entre los vecinos y los establecimientos hosteleros ubicados en la zona. «El Ayuntamiento debe lograr el acuerdo entre los vecinos y los propietarios de los bares, en cuanto a los horarios y los veladores, que pasa en primer lugar por el cumplimiento de la normativa para permitir una correcta convivencia entre las dos partes», concluía el portavoz del grupo socialista, Juan Espadas.