La Policía Local de Sevilla ha intervenido más de 100 kilos de carne congelada, 10 garrafas de aceite y otros productos alimenticios, sin etiquetar, con un envase inadecuado y/o caducados, de un locutorio en la barriada de El Cerezo.

En concreto, en dos intervenciones, la Policía Local se ha incautado en dicho local de un total de 103 kilos de carne congelada, 10 garrafas de aceite sin precinto ni etiquetado, verduras, café, legumbres, harina, yogur líquido, patatas fritas, especies, productos para diabéticos y otros tales como hojas desecadas y raíces y aceite de palmera.

Agentes de la Policía Local del Distrito Macarena realizaron el pasado día 13 de mayo la primera inspección en este establecimiento, que cuenta con licencia para locutorio, no para vender alimentación. En dicha intervención los policías detectaron 10 garrafas de aceite sin precinto ni etiquetado y más de medio centenar de artículos alimenticios (refrescos, snacks, frutos secos, harina, yogur líquido) caducados que estaban expuestos para su venta al público.

El pasado miércoles, el Grupo Fiscal de la Policía Local de Sevilla llevó a cabo una segunda inspección, en colaboración con técnicos municipales de Inspección de Consumo, en la que intervinieron los 100 kilos de carne congelada y el resto de productos antes detallados, ya que todos ellos carecían de etiquetado y tenían un envasado propio sin registro sanitario. Además, se incumplían las condiciones sanitarias para venta al público de alimentación.

Todos los alimentos incautados fueron trasladados al Laboratorio Municipal, donde los técnicos han determinado que no son aptos para el consumo humano, por lo que han sido destruidos.