¿Renovarse o morir? Esa es la pregunta que se hicieron los miembros de la Hermandad de la Sed ante la llegada inminente de la Navidad 2012-2013. Y decidieron renovarse, por eso este año han decidido aparcar la tradicional operación carretilla y poner en marcha una original iniciativa, un belén viviente. Es verdad que, hoy día, paseando por las plaza de nuestra ciudad nos podemos encontrar con muchos belenes de este tipo, pero tan solidarios como el de esta Hermandad es complicado.

El colegio San Francisco Solano acogerá a mitad de mes el «Belén, Sed Solidario». Un nacimiento con muchas peculiaridades en el que todos los vecinos se están volcando. Desde el mes de septiembre los hermanos de La Sed están trabajando en esta idea, que tiene como principal objetivo recoger alimentos y dinero para los más desfavorecidos. Ana Romero, diputada de actos de esta corporación, declara que, «queríamos hacer algo novedoso, la operación carretilla está muy bien, pero pensamos que con está iniciativa recaudaríamos más fondos». Para acceder a la visita del belén viviente, cada sevillano deberá aportar un kilo alimento no perecedero y un euro. Todo los que se recaude irá destinado a «La casa del niño Jesús» y a la bolsa de caridad de la Hermandad.

El belén que se desarrollará en cuatro sesiones, once de la mañana, una del mediodía y cinco y siete de la tarde, será, como nos cuenta Ana, «mitad teatro, mitad musical» y contará con la participación de los vecinos de la zona. Es un acto que va dirigido sobre todo a los niños, ya que uno de los fines es educativo, pretenden enseñar desde la diversión a los más pequeños como sucedió el nacimiento del niño Jesús. En este día no sólo se representará este nacimiento viviente, también habrá un ambigú y muchas sorpresas más que aun no podemos descubrir.

Ana Romero está muy satisfecha con la respuesta vecinal, asegura que todavía no han invertido ni un sólo euro en este proyecto. «El panadero del barrio nos va a dar el pan para los montaditos, la tintorería nos va a ofrecer las telas para los disfraces, el dueño de una carpintería cercana a la hermandad nos ha dado las virutas de madera para decorar el escenario». En total, 31 patrocinadores que se han propuesto que «se armé el belén» en Nervión.

Hay una gran expectación creada entre los vecinos de la calle Alejandro Collante, y es que la hermandad aun no han revelado alguna  de las iniciativas que se van a poner en marcha en este día. Algunas de ellas ya las hemos desvelado, para descubrir las demás tendrán que esperar al próximo día 15 de diciembre.