Irene es un personaje ficticio, es la protagonista de la obra teatral «Insomnio, Ne me Quitte pas el Sueño», es una joven normal que vivirá la noche más larga de su vida. Los cimientos sobre los que ha ido construyendo su vida comienzan a derrumbarse. Su barbarie personal comienza la noche de su 30 cumpleaños cuando la deja su novio y se siente muy sola, se hace un sinfín de preguntas: ¿por qué?, ¿qué hago yo aquí?, ¿quién soy?, ¿qué he hecho en la vida?, ¿cómo me veo en el futuro?, ¿tendré futuro?

Todas estas preguntas que Irene se hace en un mundo de fantasía y sobre un escenario, muchos jóvenes se las hacen en la vida real cada día. Preguntas que a veces no tienen repuestas y que supone un desequilibrio emocional en aquellos que se la formulan. Por eso, el Teléfono de la Esperanza, que se dedica a atender durante 24 horas al día a este tipo de personas, ya sean niños, jóvenes o adultos, ha querido contar con la colaboración de la compañía «Bric a brac teatro» para que a través de una representación en clave de comedia, las personas que pasan o han pasado por las vivencias de Irene entiendan que siempre hay una salida, y que incluso se pueden tomar las cosas con humor.

Celia Castro, coordinadora técnica del Teléfono de la Esperanza, ha declarado que ésta es la primera vez que se realiza un acto de este tipo en la asociación «hemos aprovechado una subvención que nos ha dado el distrito de Nervión para actividades culturales para organizar esta actividad que tiene mucho que ver con situaciones que se encuentran a diario nuestro voluntarios». Según cuenta, encaja perfectamente con el trabajo que ellos hacen, que no es otro que intervenciones en personas que están en crisis.

Esta organización lleva trabajando 42 años en Sevilla y tiene un amplio grupo de voluntarios especializados para atender a personas con problemas. No sólo atienden llamadas de teléfono, sino que también tienen otros servicios, como la atención en consulta con un profesional o la promoción de salud emocional, que la hacen mediante cursos y talleres. «Todo totalmente gratuito y tratado por personas que están en formación continua», ha indicado la coordinadora.

Dice que la representación teatral es una forma de llegar a más público y darse a conocer, a pesar de que al año atienden a más de 1000 personas entre todos los servicios, quieren que la gente que tiene problemas sepan que están ahí. El próximo viernes, a las 19 horas, se estrenará este espectáculo en en Centro Cívico La Ranilla. Es una ocasión perfecta para llegar a todos los sevillanos.