Jesús Díaz inauguró ayer su exposición de pintura rodeado de amigos y familiares en el Centro Cívico La Buhaira. Una nueva experiencia para él ya que es la primera vez que expone sus cuadros al público. Este pintor, que se hace llamar Dfiña, no se dedica profesionalmente a la pintura, pero su gran pasión desde pequeño ha sido el arte, y ahora animado por sus amigos y familiares ha querido dar a conocer su obra a más gente.

«Dfiña nace con la intención de expresar mis sentimientos, aquellos que sólo son míos. Sería maravilloso que te subieras a este mágico, misterioso y fascinante viaje, y observes lo que percibo: amor…» , de esta manera tan poética define Díaz su trabajo. Pintor autodidacta que ha pasada como muchos artistas por diferentes etapas a lo largo de su trayectoria artística. En sus inicios su pintura era realista y figurativa. Sus temáticas solían ser escenas de paisajes, bodegones, flores… «cambié el estilo porque me cansé de esa pintura y ahora uso todo tipo de materiales para hacer mis cuadros, desde laca hasta Mistol» declara el artista. Un cambio que define así: «Sólo necesitaba plasmar mis ideas para ser libre, para entregarme tal y como soy. Precisaba pintar y que cada vez que viese la obra, algo nuevo, vital, desconocido y enigmático, me abordase íntegramente».

Ninguno de sus trabajos tiene nombre, tan sólo números, puesto que considera que él puede ver reflejada una cosa y el espectador otra totalmente diferente «donde yo puedo ver un perro otro puede ver una paloma, dejo la definición en la imaginación del público».

Cuenta que no tiene un tiempo establecido para hacer una obra «hay veces que tardo tres horas y otras que tardo hasta tres meses, depende totalmente de la inspiración». A la inspiración y al estado de ánimo también obedecen los colores y materiales que usa en los cuadros. «Hay días en los que me encuentro muy bien en los que empiezo una pintura en verde, pero al día siguiente me levanto diferente y la acabo en marrón», es el caso concreto de uno de los cuadros expuestos en la sala del Centro Cívico La Buhaira, donde permanecerá la exposición hasta este viernes.