La Peña Sevillista Puerta Carmona celebra este año su 60 aniversario. Muchos acontecimientos y tiempo ha pasado desde la fundación de esta asociación nacida en el barrio de Nervión, pero a día de hoy sigue manteniendo ese espíritu de las peñas antiguas y cuenta con casi 600 socios.

Todo comenzó como una reunión entre amigos a los que les unía la misma pasión por el Sevilla Fútbol Club, a este grupo se sumo el mítico Pepe Brand, ex jugador y ex entrenador del club, fue ahí cuando decidieron crear la Peña Sevillista Puerta Carmona. Cuenta José Liñan, vicepresidente de la peña, que la sede ha tenido diferentes ubicaciones «empezamos en la calle San Agustín, luego nos fuimos al lado del bar Jota, y ahora estamos en la calle Nebli, estas son las ubicaciones en nuestros 60 años de historia».

Sin duda se encuentran en un año muy especial y lo están celebrando por todo lo alto. A pesar de ser una peña de fútbol, ninguno de los eventos realizados tiene que ver con el deporte rey. «Si hay algo que tiene esta asociación es que es un poco atípica y hacemos más actos culturales y sociales que deportivos», revela Liñan, a lo que añade el presidente, Emilio Peña, «para conmemorar el aniversario hemos hecho una visita guiada al Alcázar, una cena por el Día del Socio y una charla que impartió Juan Castro Prieto, historiador del Sevilla, todavía nos quedan algunas celebraciones por realizar, pero ya serán después del verano».

El cumpleaños es una excusa más para organizar actividades desde la peña, puesto que según cuentan los miembros de la Junta Directiva: «Estamos todo el año enredados, tenemos talleres, cenas, fiestas, excursiones y obviamente nos reunimos para ver a nuestro equipo cuando juega fuera de casa».

Cuando se les llena la boca es cuando hablan de su caseta de feria «es nuestro buque insignia, gracias a ella podemos seguir manteniendo la peña». Y gracias a ella también hacen muy felices a niños desfavorecidos y a discapacitados, ya que cada lunes de feria organizan una comida para estas personas en la que actúan payasos, grupos musicales, e incluso, los bomberos y la policía han colaborado con ellos enseñando sus coches y camiones. «Ese es el día del año que más disfrutamos y al mismo tiempo el que más sufrimos porque vemos muchas cosas que no enternecen el alma», declara Eduardo Saniña, vocal de la Junta.

A día de hoy, están muy orgullosos de ser una peña que colabora con la sociedad y que se implica en los temas sociales, seguirán trabajando para que esto siga así, el fútbol para ellos es una pasión, pero ayudar a los demás lo consideran «un deber».