El Distrito Nervión ha organizado, en el Centro Cívico La Ranilla, una interesante iniciativa para luchar contra la obesidad infantil. Se trata de la obra de teatro «Lemuria y el caldero mágico», realizada a petición de la Fundación Thao para enseñar a los más jóvenes la importancia de unos hábitos de vida saludable.

La obra de teatro, dirigida a niños y niñas entre los 5 y 10 años, fue todo un éxito, como lo demuestran los más de 200 alumnos de los colegios Juan Nepomuceno, Martín de Gaínza, Anejo, Cruz del Campo y San Francisco Solano que asistieron a la divertida representación teatral.

La delegada del Distrito Nervión, Pía Halcón, destacó que esta obra «es una muestra de responsabilidad porque es toda una lección para los niños que deben adquirir hábitos de vida saludable».

La obra contaba la historia de Lemuria, la guardiana de la tierra, desesperada por el desequilibrio que ha provocado Agropón Pin Pon en la naturaleza y en la salud de los seres humanos. Decide tomar forma humana para avisar a las nuevas generaciones de la importancia de una vida saludable y sobre todo donde Agropón Pin Pon ha hecho más estragos: en la alimentación y en el juego.