El Ayuntamiento de Sevilla, a través de su Gerencia de Urbanismo, anuncia nuevos trabajos de restauración en la Real Fábrica de Artillería. Esta nueva actuación que se inicia la próxima semana afectará a cubiertas, fachadas y red de alcantarillado de las zonas conocidas como ‘La Catedral’ y ‘Las Naves de Carlos III’ de este edificio, donde se pretende garantizar la conservación de elementos ornamentales originales, que tienen un reconocido valor por su singularidad, y que en la actualidad no se encuentran asegurados tanto en cornisas como en huecos de fachadas de patios y elementos interiores. La intervención incluye también el desmontaje de volúmenes accesorios construidos en los patios de la fábrica, colmatando el espacio libre de éstos, y desvirtuando la imagen original.

Asimismo, se va a llevar a cabo una intervención general de conservación en las azoteas del conjunto, que afectará a unos 7.000 metros cuadrados. Se prevén labores de limpieza, retirada de láminas, repaso de llagas y, restitución de piezas cerámicas. También se renovarán bajantes y sumideros, y se ejecutarán nuevos ramales de saneamiento para garantizar el correcto vertido de las zonas de ‘La Catedral’ y de ‘Las Naves de Carlos III’. La ejecución de todos estos trabajos ha estado precedida de un estudio patológico, realizado el pasado año, para conocer en detalle el estado de estos espacios.

La dotación para esta nueva actuación es de 335.000 euros, una inversión se añade a los 125.000 euros recientemente empleados en las mejoras de la fachada y la calle central del edificio. Los nuevos trabajos serán realizados por la empresa constructora Hermanos Campano, S.L. adjudicataria del proyecto, y cuentan con un plazo de ejecución de tres meses.

A este proyecto se sumará una intervención próxima aún en fase de tramitación por la Gerencia de Urbanismo dirigido a la conservación y restauración de la ‘Fundición Mayor, ‘Fundición Menor’ y de los ‘Talleres de Herramientas’. Se trata de una intervención de gran envergadura, valorada en 1.500.000 euros, que recoge la reparación de las cubiertas de estas zonas, la reposición de puntos de evacuación que no funcionan, y la restauración de las 27 linternas existentes, de las bóvedas y de la cúpula central.

La gran magnitud de este edificio, de 22.000 metros cuadrados de superficie, obliga a la ejecución de proyectos parciales de conservación que recuperen el deterioro de este edificio del Siglo XVI declarado Bien de Interés Cultural que en el año 2010 fue cedido por el Ministerio de Defensa al Ayuntamiento de Sevilla.