A partir de ahora, la melodía del violín formará parte de la rutina del CEIP Carmen Benítez. La Fundación Pública Andaluza Barenboim-Said, en colaboración con la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, ha puesto en marcha en este centro un proyecto piloto orquestal destinado a niños de primaria. El objetivo es impulsar la educación instrumental en los alumnos de Educación Primaria hasta crear, en un futuro próximo, una orquesta infantil.

Los alumnos del primer año de primaria reciben desde esta semana clases semanales de violín impartidas por profesorado especializado. Están integradas en horario lectivo, empleando las horas de libre disposición para la formación instrumental y procurando que los niños se acerquen con naturalidad al extenso repertorio de música clásica que, en los próximos años, será parte de su formación.

Un proyecto de tres años

La Fundación Barenboim-Said será la encargada de aportar instrumentos, por ahora los violines, para cada uno de los niños participantes. El planteamiento es que cada nuevo año escolar, el proyecto incluya nuevos instrumentos de cuerda. La fecha límite del proyecto es el curso 2017/2018. Entonces, se evaluarán los resultados obtenidos por el alumnado del CEIP Carmen Benítez y se valorará la implantación en otros colegios y provincias.

El CEIP Carmen Benítez participa en el proyecto de Educación Musical Infantil de la Fundación desde 2005. Este proyecto nació hace diez años con el objetivo de iniciar al alumnado del segundo ciclo de educación infantil a la música preinstrumental. En 2015 participan en este proyecto 23 centros públicos andaluces y más de tres mil niños de tres a cinco años.