El modelismo naval, un gran desconocido para muchos y un gran amigo para otros. Dicen aquellos que lo han probado que «engancha». Tanto es así, que ha habido veces que la pasión de los aficionados por este deporte les ha llevado a crear un club federado para poder competir a nivel nacional. Éste es el caso de Manuel Ponce, presidente del Club Deportivo de Modelismo Naval RE Ciudad de Sevilla.

Manuel es un gran amante de los barcos «desde que nació». Su padre le enseñó desde muy pequeño a construir modelos de barcos a escala. Todo comenzó con el montaje de un pequeño barco de madera, y desde ese momento no lo pudo dejar. Con el tiempo fue perfeccionando el montaje y practicando con ellos. Hay dos tipos de modelismo: el estático y el navegable. «Hay personas a las que les gusta montar su maqueta y dejarla encima del televisor, y a otras como a mí, que nos gusta competir con los barcos que creamos», revela Manuel.

Este club se creó en el año 2007, por aquel entonces eran 20 socios, hoy día, son sólo 13 «la crisis afecta a todo el mundo, y normalmente en épocas como la que estamos pasando, la gente de lo primero que se quita es de los hobby», indica Ponce. «Hay una idea generalizada de que este deporte es muy caro, pero no es así, puedes comprar un barco desde 30 euros». Manuel no quiere revelar el número de barcos que tiene, pero asegura que «son unos cuantos». Todos construidos con sus propias manos, incluso, hay uno de ellos que está diseñado y construido por él mismo, con el que quedó tercero en el campeonato de España.

En el campeonato de España participa en las cuatro categorías de barcos eléctricos, con cuatro ejemplares diferentes. Este año empezará a renovar la flota «esto es como la Fórmula 1, hay que mejorar los vehículos cada temporada». Los barcos pueden alcanzar más 100 kilómetros por hora y el ganador de la competición será aquel que realice más vueltas en un tiempo aproximado de cinco minutos. Manuel es un referente en Sevilla y Andalucía, siempre ha conseguido buenas posiciones en los torneos. Todo aquel que quiera ver al protagonista de esta historia en acción, lo podrá hacer este domingo en el Parque del Alamillo a partir de las diez y media de la mañana.