La delegada del Distrito Nervión, Pía Halcón ha manifestado en contestación a las declaraciones del Grupo Socialista que «Este Gobierno le ha dado absoluta prioridad al parque de la Ranilla, la reanudación de las obras es inminente».

La delegada del Distrito Nervión, Pía Halcón, ha señalado respecto a las obras del parque de la Ranilla que «este Gobierno le ha dado absoluta prioridad a la culminación del parque de la Ranilla y es fácilmente demostrable». Halcón ha explicado que «el problema deriva de que el anterior Gobierno adjudicó el contrato de ejecución para las obras del Parque de Ranilla en 2009 y se comprometió a destinar a las mismas 228.414 euros en 2009, 3.212.781 euros en 2010 y 325.723 euros en 2011, pero finalmente en 2010 hubo menos de la  mitad del presupuesto acordado y en 2011 no hubo ni un solo euro, por lo que la empresa estuvo trabajando en el parque sin que el Gobierno de PSOE e IU hubiera designado dinero para pagarles».

De igual modo, Pía Halcón, ha declarado que «a pesar de todo, la obra continuó sin que hubiera consignación presupuestaria, por eso una de las primeras medidas del actual Gobierno en el Distrito fue aprobar una modificación presupuestaria que dotó de un crédito adicional para el Parque de Ranilla de unos 859.000 euros, con la que se han ido haciendo obras menores de acondicionamiento del parque, una de las prioridades que en Nervión».

Asimismo, Halcón ha indicado que «desde que llegamos al Gobierno, y ante las dificultades para conseguir los 1,5 millones de euros que aproximadamente necesita el parque para su culminación, este Ayuntamiento no ha cesado de gestionar para dotar de dinero la obra. Actualmente, estábamos pendientes de una transferencia de Parques y Jardines a Urbanismo para terminar la obra, que ya se ha realizado, por lo que la reanudación de las obras debe ser inminente».

Por último, la delegada del Distrito Nervión, ha querido apostillar que «en todo momento, se ha informado puntualmente de este asunto y los vecinos lo saben y lo conocen, y nos lo agradecen».