La Gerencia de Urbanismo, a petición del distrito Nervión, está llevando a cabo la reparación de los alcorques y el acerado de las calles Diego Angulo Íñiguez y Monumental de Sevilla. Unas labores de mejora y adecentamiento que están consistiendo «en la sustitución del acerado, que se encontraba en muy mal estado e impedía el transito de viandantes, sobre todo de personas mayores», según ha declarado la delegada del Distrito, Pía Halcón.

En concreto, la calle Diego Angulo Íñiguez se encontraba en un estado precario debido al abandono que había sufrido durante los últimos años, pese a ser una vía de tránsito continuo para viandantes y vecinos.

Este nuevo acerado, además, ha permitido «corregir» los desniveles que se habían producido en los alcorques debido a las raíces de los árboles, provocando el levantamiento de las losetas de las aceras, según ha precisado Halcón. La mismas actuaciones se están llevando a cabo en Monumental de Sevilla.