La calle Diego Angulo Íñiguez, paralela a la Avenida de la Buhaira, cuenta con un nuevo aparcamiento en batería que sustituye al antiguo sistema de parking en cordón. Una propuesta elevada al Distrito Nervión por un vecino de la zona que, tras el estudio pertinente de los técnicos de Movilidad, tuvo el visto bueno y se realizaron las acciones pertinentes para su implantación, como la señalización viaria y la colocación de nuevas señales verticales.

El tramo afectado es el comprendido entre las calles Juan de Zoyas y Pirineos, «un espacio que se iguala así con el resto de la calle, que sí contaba con aparcamiento en batería», según la delegada de Nervión, Pía Halcón. Esta nueva configuración permite «más plazas para aparcar», especialmente para plazas rotativas puesto que la zona «cuenta con numerosos aparcamientos privados en los bloques de edificios», precisa Halcón.

«La movilidad es un asunto que compete a los vecinos de manera directa, por eso nos comprometimos a estudiar la propuesta que nos elevó este vecino y, si era viable, darle el visto bueno como hemos hecho», apunta la delegada. «Como en todo, siempre la opinión de los vecinos es lo que nos interesa, sin imponer, siempre dialogando», indica.