El mal estado de conservación del muro que constituye el cerramiento lateral de los Jardines de la Buhaira, que data del siglo XVI, ha determinado que el Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo, haya redactado un proyecto técnico para devolver el buen estado al mismo y garantizar con ello su conservación.

La intervención se ha estructurado en dos fases, la primera de las cuales, consistente en el tratamiento de las humedades, se ha realizado recientemente, en tanto que, en los próximos días empezarán a desarrollarse los trabajos específicos de consolidación y restauración de este elemento, así como de las dos portadas -la coronada con almenas y la del tejaroz- que lo integran.

En este sentido, el muro de ladrillos, fuertemente deteriorado, será sometido a un proceso integral de saneamiento y recuperación que incluye, entre otras medidas, la limpieza de toda la superficie, la restauración de cornisas y molduras, la reposición de las piezas cerámicas de los alfeizares, la restauración de la puerta que cierra el hueco en la Portada de las Almenas y, la recuperación del panel cerámico.

La actuación, valorada en 67.445 euros, comenzará  de manera inminente una vez firmado  el Plan de Seguridad de la obra y tendrá una duración de mes y medio.

Para el delegado de Urbanismo, Maximiliano Vílchez, «con esta nueva intervención, el Ayuntamiento de Sevilla reafirma su compromiso con el mantenimiento de los bienes culturales y patrimoniales de la ciudad como es el caso de los Jardines de la Buhaira, de origen almohade, datan del siglo XII y están declarados B.I.C. (Bien de Interés Cultural)».