Los vecinos de la calle Eduardo Rivas, en el tramo comprendido entre Juan de Zoyas y San Ignacio, pueden disfrutar ya del nuevo acerado, totalmente renovado, gracias a la inversión de más de 7.100 euros que el Distrito Nervión ha destinado, con cargo a sus propios presupuestos, a esta obra. Este tramo de la calle contaba con un acerado provisional sin solería que, ha sido demolido y sustituido con la pavimentación de una solería hidráulica.

Las obras, que han concluido en menos de tres semanas, suponen «una respuesta a una demanda hecha por los propios vecinos de la zona», según la delegada del Distrito, Pía Halcón, «que no comprendían cómo durante años se ha mantenido un acerado provisional en una calle que cuenta con un tránsito importante de personas» por la cercanía del Hospital de Santa Isabel y la Avenida Luis Montoto.