Tras las labores de poda que el servicio de Parques y Jardines ha realizado en la calle San Juan de Dios, los operarios se centran ahora en las zonas que necesitan esta actuación, como es la calle Manuel Casana, donde varias decenas de naranjos están siendo recortados en sus ramas salientes y elevado de copa tras haber alcanzado una importante frondosidad. La poda continuará en los próximos días en otras calles como Fernández de Ribera.