Los alcorques de la calle Virgen de la Sierra, en el Distrito Nervión, han sido destoconados por el servicio municipal de Parques y Jardines ante la próxima replantación de los árboles de la calle, que tuvieron que ser apeados por el «elevado riesgo elevado de caída» que existía al encontrarse dichos ejemplares «enfermos y huecos» según el informe técnico que recomendaba su sustitución.

Estos trabajos previos a la replantación «avanzan a buen ritmo», según la Delegada del Distrito Nervión, Pía Halcón, para que en torno a «la próxima semana puedan ser repuestos los nuevos ejemplares en los alcorques».

Para el desarrollo de los trabajos, los operarios de Parques y Jardines han de realizar dichas labores preparatorias consistentes en la eliminación del ejemplar fracasado y el posterior destoconado de los restos del tronco y raíces. Estas actuaciones previas facilitan asimismo la preparación de la plantación en una época del año propicia para que las nuevas especies puedan iniciar su crecimiento sin problemas.

«El compromiso del alcalde, Juan Ignacio Zoido, con los vecinos de esta calle es una realidad, puesto que manifestó en todo momento que los ejemplares enfermos serían sustituidos por otros nuevos, que alcanzarán igual envergadura a los que se apearon». «De este modo demostramos que cumplimos con nuestra palabra», señala Halcón.

Desde el Distrito se indica que «hubiera sido una irresponsabilidad no sustituir los árboles enfermos por ejemplares sanos», debido que contenían «grietas y múltiples oquedades en su parte más baja, un signo del alto grado de podredumbre interna» que tenían los anteriores árboles.