El delegado de Urbanismo, Maximiliano Vílchez, ha anunciado hoy que la semana que viene se iniciarán los trámites para adjudicar la finalización de las obras del parque de La Ranilla, «una vez que se firme la resolución contra Copcisa».

En este sentido, Vílchez ha pedido a Espadas «que se informe de cómo gestionó la obra el anterior Gobierno para entender el largo proceso administrativo y legal del proyecto, fruto de la mala planificación y dejadez de PSOE e IU»; y ha añadido que «la obra se paró por culpa de la gestión anterior, ya que se trata de un proyecto con problemas enquistados similar al de la fianza de los parkings, manteniendo informados de todos los pormenores tanto a los vecinos como a los componentes de la Junta Municipal».

Así, el delegado de Urbanismo ha resaltado que «desde que llegamos al Gobierno, y ante las dificultades para conseguir los 1,5 millones de euros que aproximadamente necesita el parque para su culminación, este Ayuntamiento no ha cesado de realizar gestiones para dotar de dinero a la obra»; y ha señalado que «Parques y Jardines ya ha podido hacer una transferencia a Urbanismo, destinándose 1,5 millones de euros para la conclusión del parque».

De esta manera, Vílchez ha recordado que «el problema deriva de que el anterior Gobierno se comprometió a destinar al proyecto  3.212.781 euros en 2010 y 325.723 euros en 2011, pero finalmente en 2010 hubo menos de la  mitad del presupuesto acordado y en 2011 no hubo ni un solo euro, por lo que la empresa estuvo trabajando en el parque sin que el Gobierno de PSOE e IU hubiera designado dinero para pagarles».

«A pesar de todo, la obra continuó sin que hubiera consignación presupuestaria, por eso una de las primeras medidas del actual Gobierno en el Distrito fue aprobar una modificación presupuestaria que dotó de un crédito adicional para el parque de La Ranilla de unos 859.000 euros, con la que se han ido haciendo obras menores de acondicionamiento», ha matizado Vílchez.