El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo, ha aprobado en su Comisión Ejecutiva ordenar a la Junta de Andalucía que ejecute medidas de seguridad, salubridad y ornato público en las viviendas sociales de Nebli.

Tras una inspección de los técnicos del Servicio Técnico de Conservación, dado el actual deterioro que tienen estas viviendas, se inició la tramitación del expediente, en el cual se han seguido los pasos procedentes, otorgándose así trámite de audiencia a la propiedad de la finca de referencia, la Empresa Pública del Suelo de Andalucía (EPSA) el día 8 de marzo de 2013, no habiéndose presentado alegaciones a dicho trámite.

Las obras han de dar comienzo en dos meses y una vez comenzadas han de finalizar en 30 días naturales. Dichas obras cuentan con un presupuesto estimativo de 23.995,87 euros y han de ejecutarse en los plazos indicados y sin necesidad de previa solicitud de licencia, autorizándose igualmente la instalación en su caso de los medios auxiliares y de protección que se señalen y deben ejecutarse en la forma descrita en los informes técnicos emitidos.

Las obras, una vez iniciadas dentro del plazo señalado, deberán hacerse a un ritmo adecuado y sin interrupciones, ya que en caso de incumplimiento el Ayuntamiento puede adoptar en base al artículo 158 dela Ley 7/2002 cualquiera de estas tres medidas: ejecución subsidiaria a costa del obligado hasta el límite del deber normal de conservación, imposición de hasta diez multas coercitivas con periodicidad mínima mensual por valor máximo cada una de ellas del diez por ciento del coste estimado de las obras ordenadas. El importe de las multas coercitivas impuestas quedará afectado a la cobertura de los gastos que genere efectivamente la ejecución subsidiaria de la orden incumplida, a  los que habrá que sumar los intereses y gastos de gestión de las obras o la expropiación del inmueble previa declaración del incumplimiento del deber de conservación.

Según ha señalado el delegado de Urbanismo, Maximiliano Vílchez, «entendemos que los vecinos de las viviendas sociales de Nebli no puede seguir viviendo en estas condiciones, por ello ordenamos a la Junta con plazo marcado tal como nos ampara la Ley a que actúe de manera inmediata».

Las obras consisten en la inspección de los revestimientos de las fachadas del edificio y la reparación del hormigón armado dañado, en caso que se descubra dañado tras el picado del revestimiento entre otros arreglos técnicos que han de llevarse a cabo con carácter de urgencia.

«No entendemos como la Junta ha permanecido de brazos cruzados todo este tiempo con los vecinos de Nebli, de hecho el señor Espadas llegó a decir que estas viviendas estaban reparadas y no hay más que entrar en este edificio para darse cuenta de que la situación es insostenible» ha declarado Vílchez, quien ha afirmado que «espera que la Junta cumpla la orden en el plazo marcado».