El Ayuntamiento de Sevilla, a petición del Distrito Nervión, ha llevado a cabo a través del servicio de Conservación de la Gerencia de Urbanismo la renovación del acerado de la esquina de las avenidas Eduardo Dato y La Buhaira.

Una actuación demandada por los vecinos de la zona puesto que, el deterioro provocado por las raíces del cercano alcorque, había generado un desnivel que en días de lluvia creaba un charco de agua imposible de salvar para quienes transitaban por ese lugar.

Con esta actuación, se ha procedido al nivelado del acerado hundido, renovado de las losas y arreglo del alcorque, con lo que se evitará en lo sucesivo que, en días de lluvia, se pueda producir el charco.