El portavoz adjunto del PSOE, Antonio Muñoz, ha expresado hoy en el Consejo de la Gerencia de Urbanismo el rechazo del grupo socialista a la decisión del gobierno de Zoido de volver a utilizar la fábrica de Artillería como «trastero y almacén» del Ayuntamiento, pese a tratarse de un edificio protegido con un alto valor patrimonial y cultural.  Así, según el expediente que el PP ha aprobado hoy en el Consejo de la Gerencia a este inmueble serán trasladados todos los enseres almacenados en una nave industrial del Polígono Store desde el embargo a la sociedad Sabino S.A. de la Caseta La Única ubicada en Torneo. «Es una falta de respeto al patrimonio de la ciudad, y una nueva muestra de los engaños y de los incumplimiento del gobierno de Zoido», explicó Antonio Muñoz.

En diciembre de 2011, el gobierno de Zoido ya autorizó el uso de Artillería como almacén, en este caso para guardar vehículos y materiales de Bomberos mientras duraran las obras del Parque Central de Bomberos. Un año después, sin embargo, el propio Zoido anunció públicamente la existencia de proyectos para recuperar este inmueble y dotarlo de un uso cultural, que no se han materializado en ninguna medida concreta. A la espera de este proyecto y de ese plan director, el pasado verano el «deterioro» del edificio obligó a la realización de una serie de obras de emergencia en el inmueble. «Si los anuncios de Zoido fueran ciertos ya estaríamos a punto de recuperar este espacio con un alto valor, sin embargo nos encontramos con que vuelve a utilizarse como almacén y trastero, mostrando un absoluto desinterés por el patrimonio de la ciudad», explicó el portavoz adjunto socialista quien instó al gobierno de Zoido a rectificar y a impulsar «de una vez» un proyecto que permita la recuperación de este inmueble.

En el acuerdo aprobado por el PP en el Consejo de la Gerencia se recoge que la documentación y el material electoral actualmente guardado en los bajos del Marqués de Contadero serán trasladados a la nave municipal ubicada en la calle Escarpia, 2, de forma que todos los materiales allí almacenados durante años tienen que ser reubicados y el gobierno municipal ha optado por enviarlas a la fábrica de Artillería, según consta recogido en el expediente aprobado hoy en el Consejo de la Gerencia que incluye un informe del servicio municipal de Patrimonio.