El portavoz socialista, Juan Espadas, reclama al gobierno del PP que «retome de forma inmediata» las obras del parque de La Ranilla que llevan más de dos años paralizadas pese a los numerosos anuncios y compromisos adquiridos por el propio Zoido quien llegó a prometer que los trabajos empezarían el pasado verano. En el pasado Consejo de la Gerencia de Urbanismo se aprobó además rescindir el contrato con la empresa adjudicataria Copcisa y volver a empezar el proceso.

«Ya no sólo no hay fechas para el inicio de las obras sino que se vuelve a demostrar la falta de información a los vecinos y la ausencia de transparencia por parte del gobierno de Zoido, que lleva meses diciendo que está a punto de cerrar un acuerdo y ahora, dos años después, inicia el proceso para resolver el contrato. Zoido debe buscar la fórmula para que se reinicien los trabajos y explicar a los vecinos qué ha ocurrido durante los últimos meses», explicó el portavoz socialista.

Las obras del parque de La Ranilla, ubicado junto a la nueva comisaría y al centro cívico, se adjudicaron el 26 de mayo de 2010 por un importe de 3,8 millones de euros y se iniciaron en el mes de agosto. En enero de 2012 la empresa anunció la paralización de los trabajos alegando falta de pago en determinadas certificaciones ordinarias.

«Desde entonces se han sucedido los anuncios incumplidos, y todo el proceso ha estado marcado por la falta de transparencia. Se planteó primero que había problemas con determinadas certificaciones de pago, luego que se estaba realizando un modificado del contrato y después que había un acuerdo con la empresa. Durante el año pasado Zoido llegó a decir que las obras comenzarían en verano y durarían cinco meses y, tras el verano en la Junta Municipal del Distrito se anunció que estarían en marcha en el mes de noviembre. Mientras tanto, la zona verde sigue cerrada y cada vez más deteriorada por el paso del tiempo», explicó el portavoz socialista, quien ha visitado la zona en varias ocasiones durante los últimos meses.

Espadas vinculó además la paralización de estos trabajos con los presupuestos de inversiones «ficticios» que lleva realizando durante todo este mandato el gobierno de Zoido. Así, recordó que en el ejercicio 2013 se incluyó una partida de 1,6 millones de euros que debía transferirse a la Gerencia de Urbanismo para la realización de los trabajos y que nunca ha llegado a ejecutarse. «A este ritmo pasará el año 2014 y las obras ni siquiera habrán comenzado, y el gobierno de Zoido ni siquiera le habrá dado explicaciones serias y solventes a los vecinos», apuntó el portavoz socialista.

El Grupo Socialista trasladó en el Consejo de Gobierno de la Gerencia de Urbanismo celebrado el pasado miércoles su preocupación por las consecuencias de la resolución del contrato dos años después de la paralización de las obras, lo que conlleva ahora un expediente que debe ser resuelto por el Consejo Consultivo y licitar de nuevo las obras a través de la Gerencia de Urbanismo. El gobierno del PP se limitó a admitir que en estos momentos no hay fecha para el inicio de las obras.