La Gerencia de Urbanismo está interviniendo en la avenida Cruz del Campo con objeto de mejorar los recorridos peatonales y eliminar las barreras arquitectónicas existentes. Según ha explicado el delegado de Urbanismo, Maximiliano Vílchez «en la actualidad, este viario presenta desperfectos que hacen incomodo el tránsito peatonal por las aceras, especialmente en lo que se refiere a personas discapacitadas».

Los trabajos han sido finalmente adjudicados por 45.659 euros. El plazo previsto para la ejecución de los mismos es de tres meses. La intención de la Gerencia de Urbanismo es que las obras estén finalizadas antes de final de año.

Los problemas más comunes detectados son hundimientos del pavimento y tramos de acera con la solería levantada. Por otro lado, los pasos de peatones tampoco están adaptados a la Normativa Vigente sobre accesibilidad. Todos estos desperfectos serán debidamente subsanados mediante las obras previstas.

Esta actuación se enmarca en el programa general de inversiones en distritos y barrios para la mejora de la pavimentación y las condiciones de accesibilidad en las vías y espacios públicos de la ciudad.