El alcalde de Sevilla, Juan Igancio Zoido, ha estado esta mañana en las hermandades que deberían procesionar en el día de hoy por las calles de la ciudad. A las 12 de la mañana ha llegado a la Hermandad de San Benito, donde ha tenido, junto a la delegada del distrito de Nervión, Pía Halcón, y al delegado de Empleo, Economía, Fiestas Mayores y Turismo, Gregorio Serrano, un momento de oración ante la imagen de Nuestro Padre Jesús en su Presentación al Pueblo.

Antes de su visita al templo de San Benito, el alcalde ha visitado la Hermandad del Cerro, ya que era la primera que tenía que decidir si hacía su estación de penitencia. «Hemos ido a compartir un momento con el Cerro, sabiendo las dificultades que estaban atravesando y las decisión tan compleja que tenían que tomar el Hermano Mayor y el Cabildo», ha declarado Juan Ignacio Zoido. Acompañado de sus hijos, ha querido estar también con La Candelaria, Los Estudiantes y San Esteban.

El edil ha mostrado su deseo de que salga alguna hermandad, si el tiempo lo permite a lo largo de la tarde «deseo que salgan, si se puede, sino ofrecerle a Dios el sacrificio de no poder salir, que a veces cuesta más trabajo quedarse en el templo que hacer la estación de penitencia». «Pido responsabilidad a los Hermanos Mayores, que no les falta, y resignación y compresión por parte de todos los miembros de las cofradías, lo dice un hermano de San Isidoro, que está acostumbrado a quedarse muchos año sin realizar la salida», ha concluido Zoido.

Por su parte, el distrito de Nervión hacía a primera hora de la mañana la ofrenda floral a Nuestra Señora de la Encarnación. «Hemos querido acompañar a los hermanos en este día tan especial para ellos y esperamos que sus deseos se puedan cumplir y sus tres pasos puedan hacer su salida procesional», ha confesado la delegada.

También, en representación del distrito, acompañaron el pasado Domingo de Ramos a la Hermandad de San Roque, que finalmente no pudo salir. Y mañana estarán en la Sed con el arzobispo. Por último, irán a la Hermandad de San Bernardo, donde presenciarán la salida.