El histórico problema de la barriada Lionel Carvallo se remonta al año 1963 cuando este espacio de 4.044 metros cuadrados comprendido entre la Avenida Eduardo Dato y la Gran Plaza -de propiedad municipal hasta entonces- fue adquirido por la Sociedad Mercantil Constructora Inmobiliaria Bética, S.A. (COIBESA). Desde entonces, según aseguran los vecinos, esta zona ha vivido sumergida en un «limbo legal», una «tierra de nadie» por la que llevan medio siglo luchando. Ciencuenta años después, el «aislamiento municipal» al que ha estado sometido este núcleo residencial desaparece integrando a los más de 2.000 vecinos que la habitan en un espacio público.

Así, el Ayuntamiento ha recepcionado este martes la barriada, tras aprobar «la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Sevilla la cesión unilateral de la barriada Lionel Carvallo, ubicada en el Distrito Nervión, ya que la titularidad privada que tenía este espacio impedía que se pudiera realizar cualquier actuación de mantenimiento». Y ése era el principal problema al que se han enfrentado los vecinos durante décadas. Limpieza, conservación, arreglos, gastos para mantener este núcleo «privado» -perteneciente a la entidad Aparcamientos Rochelambert S.L.- que financiaban con sus propios bolsillos.

«La entidad propietaria tenía acumulada una serie de deudas, pagos de IBI, nunca han instalado iluminación, no había interlocutor… Ahora ante cualquier problema o necesidad podemos acudir al Distrito o al Ayuntamiento. Es un salto cualitativo y cuantitativo», expresaba con la alegría reflejada en su rostro uno de los máximos luchadores de esta causa, el coordinador de la red ciudadana de Sevilla, Ángel León.

En los últimos 14 años, él ha estado al frente de esta incansable pugna por hacer realidad lo que hoy celebraban miles de vecinos: formar parte del Distrito Nervión. «Juan Ignacio Zoido será el primer alcalde que tengamos en la barriada», añadía. León se conoce palmo a palmo la histórica demanda de estos vecinos y no escatima en detalles a la hora de exponer la sucesión de hechos que les ha llevado a ser noticia este martes. «En 1963 se edificaron las 300 viviendas y todos los viarios, parterres, etc, se estableció en un acuerdo entre el Ayuntamiento de la época y COIBESA que si no cumplía el convenio, pasaba a ser público. No lo cumplió pero el Consistorio no dijo nada y hasta ahora no se ha llevado a cabo», argumenta.

A partir de ahora, tras la cesión de la barriada realizada por la entidad Aparcamientos Rochelambert S.L. a favor del Ayuntamiento de Sevilla, «queda registrado con la calificación demanial, Viario y Espacios Libres Públicos, con lo que, en adelante, el Ayuntamiento podrá realizar las actuaciones -hasta ahora prácticamente inexistentes- al pasar a ser de titularidad municipal». «Emasesa renovó la red de abastecimiento, el Ayuntamiento puso algunas farolas, pero no se podía hacer mucho más», apuntaban algunos vecinos.

Desde 2006

El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, recordó esta mañana durante su visita, acompañado por la delegada del Distrito Nervión, Pía Halcón, que «ya en el año 2006, el entonces gerente de Urbanismo Manuel Marchena, firmó un convenio para esta cesión gratuita de los terrenos de la barriada Lionel Carvallo -a fin de incorporarlos al dominio público municipal- pero ese acuerdo nunca llegó a hacerse efectivo. Y aún queda un espacio -el denominado Pasaje Gran Plaza- que tenemos que conseguir».

Esta falta de «regulación» y «carencias de servicios, dotaciones y equipamientos» ha afectado durante estas cinco décadas a 300 viviendas, 70 locales comerciales y unas 2.800 personas. José Luis Sáenz es uno los vecinos que también ha estado detrás de esta histórica reivindicación. «Nosotros nos hemos encargado del mantenimiento hasta ahora, invirtiendo nuestro dinero, y recibimos esta noticia con mucha alegría. Gracias a Ángel, a su persistencia, hemos logrado la recepción. Ahora estamos ansiosos por que el Ayuntamiento le meta mano para hacer algunas intervenciones necesarias», señalaba.