La calle Padre Méndez Casariego verá duplicado el espacio de su acerado gracias a las obras que está ejecutando el Distrito Nervión en el entorno del Colegio de las Trinitarias. Una zona especialmente transitada no solo por el colegio, sino por la cercanía de calles como Amador de los Ríos, y que verá «sensiblemente mejorada» su imagen tras estas obras que «permitirán ampliar la zona de tránsito para peatones», según la delegada del Distrito, Pía Halcón.

Esta acera «se encuentra divivida en una parte acerada y otra de tierra», indica Halcón, por lo que tras estas obras será transitable «duplicando su espacio a lo largo de unos 200 metros que comprende la acera». Los días de lluvia son «los más complicados puesto que toda la parte de tierra se convierte en un lodazal». Ahora, con esta obra «esta petición vecinal tendrá respuesta», dice Halcón.

Estas obras han tenido un presupuesto de 9.099,66 euros con cargo al Distrito Nervión, y se suman a las actuaciones que se han ejecutado en La Florida, José Ignacio Benjumea, en el entorno del Prado, y en la calle Cristo de la Salud.