Un acerado «totalmente renovado» y en un «tiempo récord»: una semana de obras. Los vecinos de la calle Ramón de la Cruz cuentan con el nuevo acerado comprometido por el Distrito Nervión, una obra «que era muy necesaria» según la delegada, Pía Halcón.

Esta obra, para la que el distrito ha invertido más de 10.000 euros con cargo a sus presupuestos propios, ha consistido principalmente en la elevación del acerado, que se encontraba casi al mismo nivel que el asfaltado de la calle, y la renovación de las losas del mismo, que estaban en un deficiente estado al ser utilizado por multitud de coches como aparcamiento indiscriminado.

«Esta calle es muy particular porque no tiene salida a la avenida Eduardo Dato, pero hemos pretendido con esta obra que tenga una mejor disposición de vehículos para que los vecinos, en su mayoría personas mayores, puedan  transitar por el acerado», explica la Delegada, Pía Halcón.