Como es habitual durante el curso de los talleres socioculturales del distrito Nervión, la Delegada, Pía Halcón, realiza habitualmente visitas a estas clases para comprobar in situ el desarrollo de los mismos, así como para recoger de los propios alumnos sus impresiones sobre el desarrollo del curso.

En esta ocasión, Halcón ha visitado el taller de manualidades que se imparte en la sede de Astervión, y en el que reciben clase aproximadamente una veintena de alumnas, en su mayoría de avanzada edad, gracias a su monitora Pilar Hidalgo.

Este taller, además de su interés formativo, también tiene un aliciente que lo hace «más importante aún si cabe», puesto que, como destaca la Delegada, «supone para estas mujeres un motivo para el entretenimiento, para el divertimento, al salir de sus casas para recibir estas clases y formar un grupo que va más allá del taller, en donde comparten sus vivencias».

«Cada vez que tengo oportunidad de visitar un taller, veo que, más que alumnos, son grupos de amigos o amigas que entablaban relaciones más allá de las clases. Y eso es muy gratificante, porque es un aliciente para mejorar estos talleres”, abunda la Delegada.

«En cada visita compruebo que los talleres socioculturales son una de las iniciativas más interesantes que llevamos a cabo», indica Halcón. No en vano, en este curso ha supuesto «un nuevo reto» puesto que «en el anterior curso fueron unos 70 talleres y para le hemos sumado 17 nuevos talleres online, que han sido un éxito».

Halcón ha señalado que «el primer año de nuestro mandato duplicamos el número de talleres pasando de los 30 que se organizaban en la anterior legislatura a más de 60 actividades distintas, por lo que durante estos años nos hemos preocupado mucho por mejorar no sólo la cantidad sino también la calidad de los talleres».