El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Lipasam y en colaboración con la Gerencia de Urbanismo, ha llevado a cabo una actuación especial de limpieza en la Real Fábrica de Artillería de Sevilla. Estos trabajos han concluido con la retirada de más de 46 toneladas de enseres y residuos y se enmarcan dentro de las actuaciones que el Gobierno municipal está realizando para la recuperación y adecentamiento de este edificio emblemático.

En este plan de limpieza han intervenido un total de 25 operarios y 10 vehículos, que, en una primera fase, han recogido 30 toneladas de residuos en distintas zonas del interior del recinto. Posteriormente, se han retirado más de 16 toneladas de enseres y se han llevado a cabo labores de limpieza en varias dependencias.

Una parte de los enseres retirados que se encontraban en óptimas condiciones, especialmente colchones, somieres y canapés, han sido entregados a distintas ONG para su utilización con fines sociales, mientras que el resto ha sido entregado a un gestor autorizado de residuos, para su adecuado tratamiento.

El delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, ha destacado que esta actuación de Lipasam se une a otras intervenciones del Ayuntamiento de Sevilla con el fin de recuperar este edificio emblemático. Así, Muñoz ha recordado que el pasado mes de julio arrancó un proyecto de trabajos urgentes en espacios originales y singulares que cuentan con un presupuesto de 335.000 euros y un plazo de ejecución de tres meses. «Actuaciones como éstas tienen como objetivo último que la Real Fábrica de Artillería vuelva a tener un uso importante en estos próximos cuatro años, a ello va a dedicar este Gobierno municipal parte de su esfuerzo técnico y presupuestario a lo largo de este mandato», ha destacado el delegado.