El Portavoz del Gobierno, Curro Pérez, ha señalado hoy que «con la venta de Villa Encarnita se evita el coste de mantenimiento y seguridad y una eventual ocupación ilegal del inmueble, por lo que existe justificación suficiente para la aplicación del procedimiento de adjudicación para vivienda libre y otros usos compatibles».

Así, Pérez ha destacado que, «a la vista del deficiente estado de conservación en que se encuentra la construcción, resulta de interés para la Gerencia de Urbanismo, como titular fiduciario de los bienes pertenecientes al patrimonio municipal del suelo, poner en el mercado cuanto antes el citado inmueble, a fin de acometer su rehabilitación o su demolición y nueva planta»; y ha añadido que «el inmueble puede ser enajenado conforme al artículo 76 a) de la LOUA, a través de procedimiento abierto, teniendo únicamente en cuenta el criterio económico para su adjudicación».

De esta manera, el Portavoz del Gobierno ha explicado que «la finca, adquirida por el Ayuntamiento de Sevilla en 1936 e incorporada al patrimonio municipal del suelo en 1989, ha estado ocupada por un arrendatario hasta el pasado mes de abril, fecha en que se procedió a su traslado a otra vivienda de propiedad municipal con mejores condiciones de habitabilidad».

La superficie de la parcela en cuestión que sale a la venta, dentro de la cual se ubica el inmueble conocido como Villa Encarnita, es de 391,75 metros cuadrados. Está calificada como edificación suburbana de uso residencial, y cuenta con una edificabilidad, según lo establecido por las normas urbanísticas del PGOU, de 861, 85 metros cuadrados. El precio de venta es de 508.715,58 euros más IVA.

Por otra parte, Curro Pérez ha señalado que «en la Fábrica de Artillería se han almacenado provisionalmente unos muebles procedentes de un embargo, y se encuentran junto con los que quedaban de la subasta del hotel Alfonso XIII que no se vendieron, sin riesgo de ningún tipo».