El delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Muñoz, ha visitado hoy las obras con las que se rematará la urbanización de la zona verde del Parque de la Ranilla, en el Distrito Nervión, y ha anunciado que en el último trimestre de este año se abrirá un proceso de diálogo con la Junta de Andalucía y las asociaciones de la Memoria Histórica para ubicar en el Pabellón de Ingreso de la antigua Cárcel Provincial un Centro de la Memoria Histórica, destino éste compatible, además, con otros usos reclamados por colectivos sociales y vecinales.

Durante su visita, Muñoz, que estuvo acompañado por la delegada del Distrito Nervión, Inmaculada Acevedo, y por el arquitecto y otros responsables de la empresa adjudicataria de la obra (la compañía Dragados), ha destacado la importancia de este parque en una zona tan necesitada de áreas verdes.

Sin embargo, ha agregado, no es un parque más, sino que marca «un antes y un después» para el barrio y para el conjunto de la ciudad por dos razones principales: una, por la dotación en sí de espacio verde y de esparcimiento para los vecinos, y dos, por su simbología, con referencias constantes a un recinto carcelario tan vinculado a la represión franquista y también a las históricas riadas del arroyo Tamarguillo, que se han simulado al concebir las fuentes.

«Y qué mejor testigo que ese Pabellón de Ingreso de la otrora prisión como un enclave de referencia para la Memoria Histórica», ha comentado el delegado.

Asimismo, Muñoz ha recordado que el complejo del Parque de la Ranilla –que se completa con el Centro Cívico y el Centro de Control de Emergencias y Gestión Urbana, ambos en activo– atiende a peticiones vecinales de 2003 y sus obras están planificadas dentro del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 2006. «Se iniciaron en el mandato anterior a Zoido y se acabarán en el mandato posterior a Zoido. Esta actuación es de la ciudadanía, no de ningún partido político».

Con estas palabras, el delegado ha respondido a la reciente visita que realizó el líder del PP municipal, Juan Ignacio Zoido, a las obras del Parque de la Ranilla. En ella, ha comentado Muñoz, «Zoido erró una vez más en sus propios plazos, donde las semanas se convierten en años». De hecho, ha agregado, dijo que las obras terminarían a finales de agosto, sin saber siquiera que había retrasos porque, al adjudicarse, no se había contemplado que la nueva arboleda no se puede plantar en verano, sino cuando refresque el tiempo, en otoño.

La finalización de las obras del Parque de La Ranilla está prevista para el próximo otoño, con doble uso residencial y sociocultural

La finalización de las obras del Parque de La Ranilla está prevista para el próximo otoño, con doble uso residencial y sociocultural

«Zoido hace el ridículo con su campaña de fotos y al reivindicar la autoría de inversiones cuando tuvo cuatro años para desarrollar un programa inversor y, sin embargo, no lo hizo. Le pido que pare y que haga la digestión política de pasar el gobierno a la Oposición», ha declarado Antonio Muñoz.

Con respecto a los plazos, la nueva estimación de los responsables de las obras indica que éstas terminarán a finales de noviembre o principios de diciembre, según han comunicado in situ al delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo.

El proyecto incluye:

.- La completa urbanización de la zona verde prevista en la parcela de la antigua Prisión Provincial de la Ranilla.

.- Conforme al PGOU vigente, existen otros usos: residencial (dos parcelas del Ministerio del Interior) y equipamientos de carácter socio-cultural y administrativo (Centro de Control de La Ranilla y Centro Cívico, ambos en activo).

.- Se conserva el Pabellón de Ingreso de la antigua Prisión (obra de Luis Aranguren 1923/1930), con un uso previsto también socio-cultural. Al reflejo del devenir histórico-político de España durante varios decenios, se plantea como Centro de la Memoria Histórica, a negociar con la Junta de Andalucía y las asociaciones de la Memoria Histórica.

.- Se conserva la mayor parte del arbolado actual y se plantarán más de 250 ejemplares de 30 especies arbóreas diferentes, arbustos y flores.

.- Se dotará de mobiliario urbano (bancos y fuentes) e iluminación diversa.

.- Los caminos, senderos y otras estructuras se han concebido atendiendo a simbología de la antigua prisión, mientras que las fuentes simulan las riadas del arroyo Tamarguillo.

 

Otros datos

La superficie: en total, 39.000 metros cuadrados, de ellos 27.000 como zona verde, 5.500 metros cuadrados de parcelas residenciales y el resto (6.500 metros cuadrados), para equipamientos (se incluyen Centro Cívico, centro de Control y Pabellón de Ingreso de la antigua Prisión Provincial).

El presupuesto: 1,24 millones de euros. No se incluye la futura rehabilitación del Pabellón de Ingreso.