El Ayuntamiento de Sevilla, a través del Distrito Nervión, está llevando a cabo obras de mejora en las inmediaciones de la Estación del Prado, previa a su apertura como centro de autobuses turísticos. Estas actuaciones tienen previsto un tiempo de duración aproximada de dos meses, como ya adelantaba la delegada del distrito, Pía Halcón, la semana pasada en rueda de prensa.

Halcón ha reconocido que estas tareas se deben a una demanda que los vecinos venían haciendo desde hace tiempo. «Los residentes de esta zona de Sevilla vivían en un caos absoluto de coches que aparcaban libremente debido a la cercanía de los juzgados», ha apuntado la delegada.

En concreto, se van a ampliar las plazas de aparcamientos para coches y motos, y se están realizando en todos los cruces e intersecciones el rebaje y la adaptación de las aceras para minusválidos. También se van a reorganizar los aparcamientos en batería «para aprovechar mejor el espacio», como ha explicado Pía Halcón.

Junto a esta labor de urbanismo se ha hecho una poda de los árboles de la calle José Ignacio Benjumea, realizando un alzado de la copa y podando las ramas bajas que impedían transitar por la acera. Del mismo modo, se han retirado algunos carteles de publicidad que colocaban los bares y negocios en la acera, impidiendo el paso a  las personas.