Las vacas de Nervión recuperan su original vistosidad. Son uno de los elementos más llamativos de los Jardines de la Buhaira. De hecho, son una atracción más para los niños del barrio, que han jugado habitualmente con ellas.

Las populares vacas de madera ubicadas junto a la entrada del parque han sido sometidas a una importante labor de renuevo después del abandono en el que se encontraban durante los últimos años.

Estas vacas están realizadas en madera de robinia, un ejemplar procedente de Alemania, y el calor especialmente había hecho que perdieran la pintura y el resquebrajamiento de la madera.