El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Urbanismo y el Distrito Nervión, instalará en los próximos meses un total de 128 nuevos bolardos en diferentes calles y avenidas con el objetivo de evitar el estacionamiento indebido de vehículos.

Con esta instalación, se dan salida a expedientes de petición de bolardos que obraban en poder del distrito desde el año 2011, demandados por vecinos. En concreto, serán calles como Campamento, donde el Ayuntamiento está llevando una importante obra en el acerado, o Juan de Oñate, en donde también se ha actuado en la zona del ensanche, que se había convertido en una zona de aparcamiento masivo de vehículos de manera indiscriminada. Aunque el mayor porcentaje de colocación de estos nuevos bolardos será en La Ranilla.

Estos trabajos tendrán una inversión de 8.000 euros, algo que, según la delegada de Nervión, Pía Halcón, «redundará en beneficio de quienes diariamente transitan o viven en estas zonas, impidiendo que los vehículos invadan las aceras».