Entre las obras anunciadas hoy por Urbanismo tras el Consejo de Gobierno, es importante la inversión destinada también a la mejora urbanística integral de la calle Vidal de Noya, junto a la antigua prisión de la Ranilla, en el Distrito Nervión. Para Vílchez «la decisión de intervenir en esta calle se debe al precario estado de conservación en que se encuentra, al haberse convertido en vía de tránsito sucesivo de los camiones que han dado servicio a las obras ejecutadas en los últimos años en la parcela que albergaba la antigua prisión de la Ranilla». De este modo, la calle acusaría en estos momentos los daños ocasionados con motivo de la demolición del antiguo complejo carcelario, la construcción de una nueva sede de movilidad y seguridad, la edificación de un centro cívico y, la urbanización de una zona verde.

Urbanismo ha redactado un proyecto de reurbanización valorado en 512.080 €, en el que se incluyen todas las obras necesarias para devolver el buen estado a este viario, entre la calle Mariano Benlliure y la Ronda del Tamarguillo. Dicho proyecto técnico ha sido aprobado por el Consejo de Gobierno de este Organismo celebrado en el día de hoy, en el que también se han iniciado los trámites administrativos encaminados a su adjudicación.

Conjuntamente con la reurbanización de esta calle, las obras comenzarán también en breve en la zona verde junto a la antigua prisión provincial de la Ranilla, después de que el Consejo de la Gerencia de Urbanismo haya aprobado iniciar los trámites para la contratación de las obras que restan para acabar el proyecto de construcción de esta zona verde.

Esta medida llega después de haberse superado todos los problemas acaecidos durante el transcurso de la obra de urbanización, iniciada en agosto de 2010 e interrumpida en diciembre de 2011 -al comunicar la empresa adjudicataria la suspensión unilateral del contrato- sin que hubiesen concluido las mismas. Los trabajos que ahora se contratan están presupuestados en 2.079.537 €.