A propuesta del distrito Nervión, el acerado de la calle Santa María Mazzarelo, en el tramo entre Marqués del Nervión y San Juan de Dios, está siendo sometido a un importante proceso de mejoras por parte de la Gerencia de Urbanismo. En concreto, se está sustituyendo el acerado «que se encontraba en un estado deficiente de conservación», según la delegada del distrito, Pía Halcón, «y del que los propios vecinos nos habían alertado del riesgo de caídas para personas mayores o viandantes con movilidad reducida».

Estas labores en el acerado pretenden además «suavizar» el desnivel existente entre losetas «como paso previo a su subsanación definitiva», según Halcón. Además, se están remodelando las bases de los alcorques de los naranjos plantados en dicha acera, «también afectados por grietas y levantamientos debido a las raíces de estas especies».

El adecentamiento de este acerado «da respuesta a los vecinos de una calle que se encontraba en un estado de abandono lamentable», asegura la delegada. «En dos años de gobierno hemos actuado en casi el 80 por ciento de una calle relativamente extensa, renovando el acerado de ambos lados y adecentando su entorno urbanístico. La labor de Urbanismo y el distrito en esta calle ha sido muy agradecida por los vecinos», puntualiza Halcón.