Dentro de la campaña de poda que el servicio de Parques y Jardines está realizando en el Distrito Nervión, los operarios continúan avanzando por las diversas zonas en las que era más necesaria esta poda, bien por el abandono que han sufrido durante años o bien por cuestiones de seguridad y riesgo de caída de ramas.

En estos días, ha concluPodas en las calles Moreno Galván, Fuenteovejuna y Juan Sierraido la poda en la calle José María Moreno Galván, donde, además de las labores propias, se han realizado dos actuaciones urgentes: por un lado, se han podado los grandes ficus de la confluencia con el acueducto de Luis Montoto, para evitar riesgos de caídas por el importante volumen de la copa de estos árboles. Por otro, se han apantallado los árboles más cercanos a Demetrio de los Ríos, cuyas ramas llegaban a alcanzar las ventanas de las viviendas.

En la calle Fuenteovejuna, paralela a la Avenida de la Buhaira, la actuación aún está realizándose y está siendo de gran importancia puesto que hacía años que no se actuaba en la zona y los árboles también alcanzaban las ventanas de las viviendas. El aspecto de la calle tras la poda ha despejado los edificios y ha evitado que las ramas más bajas molestaran a los viandantes.

Por su parte, en la calle Juan Sierra también se han aligerado la copa de los árboles y se ha realizado una poda que, según Pía Halcón, delegada de Nervión, «ha tenido en cuenta cuestiones de seguridad, para evitar caídas de ramas, y siempre respetando el ejemplar, evitando podas agresivas que, a largo plazo, afectan a los árboles».