El Servicio de Alumbrado Público, a petición del distrito Nervión, está rehabilitando los surtidores y la iluminación de las fuentes de la Gran Plaza. Uno de los emblemas de este enclave que, a partir de ahora, tendrá un funcionamiento diario «embelleciendo aún más este lugar tan luminoso y transitado», ha declarado la delegada, Pía Halcón.

En concreto, estas fuentes de surtidores están siendo sometidos a varios procesos para devolverles el esplendor. Por un lado, se está instalando un equipo de cloración del agua de la fuente, que permite que de manera automática el agua se mantenga limpia y transparente. También los surtidores han sido limpiados y rehabilitados para permitir que los chorros de agua alcancen sin atascos la altura tradicional de esta fuente.

Otra de las labores realizadas es la modificación del conducto de desagüe de la sala de máquinas y la impermeabilización y pintura de todos los componentes de la fuente, labores éstas que concluirán con el funcionamiento diario de esta fuente de 10 de la mañana a 10 de la noche, de manera ininterrumpida.