El Ayuntamiento de Sevilla, a petición del Distrito Nervión, ha llevado a cabo la instalación de un nuevo imbornal en la intersección de la calle Demetrio de los Ríos, junto al Puente de San Bernardo, con Alejo Fernández.

Una medida que evitará que en el futuro las lluvias provoquen encharcamientos justo en el lugar por el que transcurre el carril bici, con el consiguiente riesgo para ciclistas, motos y peatones que se ven obligados a sortear los charcos que se producen puesto que, hasta ahora, no se contaba con ningún hueco para su evacuación.

Se trata de una calle especialmente transitada porque se convierte en paso obligado para quienes acceden al centro de Sevilla desde San Bernardo o la avenida Eduardo Dato, por lo que había sido demandado al Distrito por los vecinos de la zona.