Vecinos y comerciantes de Nervión han acogido de manera «muy positiva» la implantación de la zona azul en diferentes calles y barrios del distrito especialmente afectados por los aparcamientos indiscriminados y la doble fila. Una medida «que no ha sido impuesta, sino reivindicada» por los vecinos y comerciantes de Nervión, según precisa la delegada del Distrito, Pía Halcón.

Los comerciantes de Luis Montoto han sido los principales promotores de la implantación de la zona azul en esta vía. «En la anterior legislatura se eliminaron muchas plazas de aparcamiento por la construcción del carril bici, y eso ha resentido en las ventas», apunta el presidente de los comerciantes de Luis Montoto, Agustín Rodríguez. «Estamos a favor de la zona azul desde hace mucho tiempo. Era fundamental que hubiera zonas para aparcar porque se quitaron casi 290 plazas de aparcamiento», precisa.

Con la implantación de la zona azul, los comerciantes se muestran optimistas para fomentar el comercio. «Conseguiremos que haya unos diez clientes por aparcamiento porque la gestión de una compra son unos 20 minutos. Muchos de los comerciantes están incluso dispuestos a pagar la zona azul a los clientes para fomentar las ventas», aclara Rodríguez.

La presidenta de la coordinadora de vecinos de Virgen de la Sierra, Carlos V y Diego de Riaño, Míriam Benjumea, coincide con esta visión positiva. «Pedimos zona azul hace años, en la anterior legislatura, y no nos contestaban», asegura. «Cuando se inició el mandato, hablamos con la delegada porque esta zona sería un caos sin la zona azul», indica Benjumea. «Todos los vecinos han acogido la noticia muy positivamente y me consta que hay vecinos que quieren solicitar más zonas azules», concluye.

Otro portavoz vecinal, Julio del Junco, señala que los vecinos del Prado de San Sebastián «inicialmente estábamos en contra de la zona azul, pero el tiempo nos ha acabado convenciendo de que es la mejor solución».

Según Del Junco, «en José María Osborne había coches que no se movían a lo largo del año. Solicitamos la zona azul para que los vecinos pudieran aparcar, porque hasta ahora no se podía». «Aún hay algunos vecinos discordantes, pero se van a dar cuenta de que esto es positivo. Por poco más de 70 euros tienes una plaza de aparcamiento», indica.

Del Junco va más allá: «Lo que no entendemos es que no haya zonas azules en todas las zonas de la ciudad, porque es tremendamente beneficiosos para los vecinos».

En Bami, también
Los vecinos de la barriada de Bami también acogieron de buen grado la implantación de la zona azul, ya que ayudará a combatir el problema con los «gorrillas» que afecta a este barrio de la ciudad.