Crabe nació hace tan sólo seis meses, pero únicamente le ha hecho falta estar medio año en el mercado para convertirse en una firma  muy conocida en Sevilla. La marca del cangrejo ha conquistado al sector masculino de la ciudad con su línea de camisas y camisetas. El artífice de todo esto es Juan Antonio Romero un joven sevillano que reside en el el barrio de Nervión.

Según cuenta Juan Antonio, él siempre ha sido un apasionado de la ropa, desde que estaba en el instituto soñaba con crear su propia marca y hacer los diseños. Realizó los estudios de empresariales y un máster en recursos humanos, luego empezó a trabajar en un banco, pero por diferentes circunstancias se quedó en paro. En ese momento fue cuando decidió dar el salto y montar su propia empresa.

Los primeros en enterarse de la decisión fueron sus familiares, «ellos sabían cual había sido mi pasión desde pequeño y acogieron la noticia estupendamente», confiesa Romero. Tanto es así que sus tres hermanos lo apoyaron económicamente y se sumaron al proyecto. Entre todos hicieron que el cangrejo naciera, ese animal que siempre había sido muy significativo en la casa de los Romeros, se convirtió en el logotipo de la nueva empresa.

Cuenta el empresario que le costó lanzarse, aunque ahora «no cambio mi situación actual por nada del mundo». La empresa le está funcionando, de momento tiene la tienda on line y dos puntos de venta fijo en Sevilla, Zoe y el Chino de Telmo. Además asiste a todos los mercados que puede, «empezar a vender on line es complicado porque los clientes no se pueden probar las cosas, por eso decidí mostrar mis productos en diferentes tiendas y mercadillos chic».

«Todas las camisas de Crabe son ediciones limitadas, hacemos 50 o 100 de cada estilo y las fabricamos íntegramente en España», cuenta muy orgulloso, «me han ofrecido en muchas ocasiones hacer las camisas fuera del país por menos dinero, pero desde el principio estaba seguro que iba a apostar por España».

Actualmente está en pleno desarrollo de la nueva temporada, «poco a poco iré introduciendo más artículos, de momento, las camisas y camisetas han tenido mucha aceptación, lo próximo que traeré serán jerseys». Finaliza diciendo que quiere vivir de esto y que no tiene prisa por montar una tienda física «quiero ir creciendo despacio y consolidarme en el mercado».