Varón, sevillano, periodista, 27 años y hasta hace tres días parado, pero la suerte de Enrique Marcellán cambió el 9 de enero cuando le comunicaron que era la persona elegida del proceso de selección de empleo «Se busca un tipo con suerte» de la compañía valenciana de apuestas deportivas Juegging. Hasta ese momento este vecino del barrio de Nervión no había dejado de buscar un hueco en el complicado mundo de la comunicación y más en esta época de crisis, ahora ha encontrado el fruto a su constancia y dedicación para pasar del paro a vivir en la élite del periodismo deportivo.

Conoció la oferta a través de la empresa de trabajo temporal Adecco «todos los días me metía en los diferentes portales de empleo para encontrar un puesto de trabajo y en una de esas búsquedas di con esta oferta» ha declarado Enrique. En la convocatoria se ofrecía un sueldo mensual de 3.000 euros brutos, en el que no se incluyen gastos extras de los desplazamientos y estancias en los distintos acontecimientos deportivos de trascendencia internacional que debe cubrir.

Este periodista sevillano, que estudió en la facultad de su ciudad y estuvo un año y medio en la delegación de la Agencia Efe en Sevilla gracias a encadenar un par de becas, siguió su formación con un máster en periodismo y empezó a colaborar con distintos medios de comunicación, aunque sin suerte para asentarse en algunos de ellos debido a los problemas económicos.
Marcellán decidió trabajar por su cuenta y creó una página web en la que incluye todo lo relativo a uno de los deportes que más le apasionan, el automovilismo y específicamente la Fórmula Uno. «Esto no era rentable económicamente pero por lo menos hacía lo que más me gusta» ha confesado el joven. Para él la noticia fue el mejor regalo de reyes, unos días más tarde, pero «fue tan grande el momento que daba igual». Relata que no podía imaginar que tras un largo proceso de cinco entrevistas fuera el elegido entre 10.000 aspirantes. «Mi madre cuando se dije se puso a llorar, no nos lo podíamos creer».
El nuevo empleado de Juegging tiene seis meses por delante para desarrollar algo a lo que aspira todo el que trabaje en el periodismo deportivo y, como ejemplo, ya tuvo el pasado domingo lo que se puede considerar experiencia piloto de su nuevo cometido, pues asistió en el estadio Mestalla al Valencia-Real Madrid, en una ciudad en la que ya se ha instalado para su nuevo cometido. «Es alucinante lo que me está pasando, además todos los medios me están llamando para entrevistarme». Con algo de vergüenza desvela que hoy será protagonista del programa de Ana Rosa Quintana y es que ha aclarado:  «No estoy cómodo siendo un personaje público, soy más de estar detrás de la cámara».
 
El puesto de trabajo de Enrique Marcellán
En su programación laboral está también asistir en Vitoria a la fase final de la Copa del Rey de Baloncesto, estar en el Gran Premio de Cataluña de Motociclismo, en la final de la Liga de Campeones de Europa o en la final del Wimbledon.
Su trabajo, que tiene vocación de prorrogarse en el tiempo si la experiencia es satisfactoria para la empresa, consiste en organizar las redes sociales de la compañía e insertar en un blog todo el material conseguido en sus coberturas informativas, aunque siempre visto desde un punto de vista diferente al meramente informativo. Todo un sueño hecho realidad aunque reconoce que lo que menos le ha gustado de todo esto es alejarse de su ciudad, Sevilla.