Ir a una boda, evento o reunión social y llevar un modelo exclusivo, el sueño de muchas mujeres, un día a lo «Pretty Woman», ya es posible gracias a la apertura de Ama Chic en Sevilla. Se trata de un nuevo negocio que, bajo el concepto de showroom, permite a las clientas alquilar vestidos y complementos de marcas como Amaya Arzuaga, Valentino o Moschino, desde 40 euros.

El vestido soñado al alcance de todos los bolsillos, es lo que desde este mes de diciembre los sevillanos pueden encontrar en uno de los centros neurálgicos del comercio sevillano, concretamente en  la zona de Nervión, en la calle Jiménez Aranda. La joven cordobesa, Esther Jarque, es el ejemplo de nueva emprendedora en el actual panorama socioeconómico que vivimos. Es una apasionada de la moda, y que mejor manera de hacer de una gran afición su profesión.

Ama Chic no es una tienda al uso. Cuenta con una gran variedad de modelos de vestidos y sólo atiende con cita previa, ya que es la forma de ofrecer un trato totalmente personalizado. Esther destaca, «yo quería crear un negocio exclusivo, relacionado con la moda y que tuviera como seña de distinción el trato personalizado que en ocasiones no encuentras en una tienda habitual».

Simplemente con una cita previa las clientas podrán elegir y probarse cualquiera de los modelos, además, Esther asesorará personalmente a cada una de las interesadas. «Queremos ofrecer a cada clienta una atención individualizada y hacer que se sientan como en casa», explica la joven emprendedora.

Esther es la encargada de traer este modelo de negocio, ya existente en Córdoba, a nuestra ciudad. Tras el éxito que está teniendo en la ciudad califal, Ama Chic da un paso más con esta franquicia, decidida a ofrecer a sus clientas la mayor exclusividad, el mejor asesoramiento y acercar a todo el mundo las creaciones de los más grandes diseñadores de moda.

Corren tiempos difíciles pero como ella dice, «sólo hay que querer para poder».  Y al igual que Esther ha podido crear un nuevo modelo de negocio, cualquiera puede llevar un Valentino y lucirlo como éste merece.