El delegado de Urbanismo, Medio Ambiente y Parques y Jardines del Ayuntamiento de Sevilla, Maximiliano Vílchez, ha contestado al PSOE que «el único planteamiento simplista respecto al Mercado de la Puerta de la Carne era el del PSOE, que se basaba en mantenerlo cerrado, abandonado y sin uso alguno. Se da la auténtica paradoja de que en todos los años en los que gobernaba, que coincidieron además con algunas épocas de bonanza económica, fue absolutamente incapaz de rehabilitar el edificio ni de hacer nada con él. Todas esas ideas, proyectos y alternativas de las que presumen ahora podían haberlas planteado en su momento, pero está claro que el PSOE está mucho más cómodo en el papel de oponerse a todo por sistema que en el de llevar a cabo proyectos serios».

Vílchez ha indicado que «este Gobierno va a conseguir revitalizar un espacio que estaba absolutamente abandonado durante años gracias a un proyecto que es mucho más que un mero mercado gastronómico, ya que la propuesta presentada se ajusta al espíritu del anteproyecto licitado, que era un centro de cultura, ocio y restauración, en la línea que se está imponiendo en las principales ciudades del mundo en que se crean nuevos espacios dinámicos en los que se combinan estas actividades».

Así, el delegado de Urbanismo ha recordado que «lo que ocurre es que todos los intentos de sacarlo adelante por parte del anterior gobierno se saldaron con un fracaso y ahora al PSOE le duele que este Gobierno sí vaya a ser capaz de conseguirlo. De nada sirve intentar planteamientos que a posteriori son inviables. En el anterior mandato se intentó que el edificio fuese por entero dedicado a usos culturales y el resultado fue nulo pese a que la financiación era mucho más fácil de obtener».